¿Por qué se atan las lechugas?

El porque se atan las lechugas es una pregunta importante en cuanto a cultivo de la lechuga se habla. El cultivo de la lechuga es una actividad que debe tener mucha meticulosidad, cariño y amor a la siembra. La lechuga por ser unitaria hay que plantar muchísimas para poder cosechar una buena cantidad, el preparado del terreno jugará un papel importante en el desarrollo de la lechuga


La lechuga se desarrolla en terrenos humedos, la ausencia de la humedad podrá impactar rápidamente en el crecimiento de la planta, los climas templados hacen que la lechuga se convierta rápidamente en flor y pierda su uso comestible. Cuando la siembra pasa por temporadas frías se le arropa con mantas térmicas que permiten el crecimiento más rápido pero que debe ser vigilado para evitar que se pase del punto necesario.
Este vegetal se adapta mejor a tierras suaves y arenosas. El aprovechamiento de los terrenos arenosos se da en primavera, en cambio en verano se deben plantar en terrenos con más nutrientes para fortalecer más rápido la planta y evitar que el sol fuerte puede quemarla y secarla.
La siembra de la lechuga se distribuye simétricamente, dando una hermosa vista de plantas de lechuga, una más fácil recolección y cuidado.
El porque se atan las lechugas se responde cuando se necesita que la lechuga pase por un proceso de blanqueo. La lechuga se ata para provocar un crecimiento uniforme y el que normalmente vemos cuando la adquirimos. El atado proporcionará una lechuga con centro blanco y con un cogollo bien desarrollado.

Como atar las lechugas

El atado de la lechuga no siempre será necesario, la mayoría de las lechugas poseen un desarrollo eficaz del cogollo por lo que no es necesario atarla. Cuando se siembra específicos tipos de lechuga que necesitan ser atados y que por la preferencia se desee el blanqueo, se procederá a dicho procedimiento.
La mayoría de las personas que tienen huertos caseros se preguntan ¿porqué se atan las lechugas?, aunque sepan el motivo por la que se realiza el atado prefieren no hacerlo, prefieren la lechuga tal cual y con un colorido verde; otras que desconocen el motivo y llegan a conocerlo empiezan a emplearlo para obtener el blanqueo del vegetal.


El atado de la lechuga se efectúa 5 o 6 días antes. Con una liga se aprieta la lechuga aproximadamente por el centro. Es importante saber que el atado podría ocasionar el dañado del vegetal cuando llueve o nieve. Algunas personas optan por atarlas y luego taparlas con una cubeta si están pasando por una temporada lluviosa.

Por favor, ayúdanos a que esta información sobre las lechugas llegue a la mayor cantidad posible de personas. Sólo tienes que hacer click en estos botones que verás aquí abajo y compartirlo en alguna de tus redes sociales. Muchísimas gracias por tu ayuda.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *