Seleccionar página

Lechuga rizada

Nada más agradable que un buen plato de ensalada, con muchos ingredientes frescos y ligeros, sobre un mullido colchón de lechuga rizada, para un caluroso día al final de la primavera o en pleno verano.

También se puede echar mano a una gran taza de infusión de  lechuga rizada, endulzada con miel, para sobrellevar el delicioso frío otoñal o el penetrante helado del invierno.
Como puedes inferir, la lechuga rizada es deliciosa,  y placentera en cualquier época del año, cuando te ayuda a lograr el confort que necesitas.
Es de mucha ayuda, saber cuál variedad de lechuga le va mejor a tus recetas, por lo tanto es importante que conozcas cada una y para que puedas escogerlas en el supermercado, sin temor a equivocarte.
Esta variedad de lechuga, de sabor agradable, suave y un poco almendrado, se ha convertido  a lo largo del tiempo, en la favorita de quienes gustan de ensaladas crujientes.

En el caso de la lechuga rizada, generalmente, se acompaña de proteínas ahumadas, como salmón, trucha o jamón.

Aunque también se adapta, sin ningún problema a otros vegetales frescos o verduras hervidas.

Usos en la cocina

Es muy aceptada en emparedados, hamburguesas y platos de la cocina rápida, ya que sólo requiere estar lavada e higienizada, para ser utilizada en la preparación de estos platos, a los cuales les agrega el toque tierno y crujiente que tanto se aprecia en ellos.

Las vistosas hojas rizadas de esta variedad, se pueden consumir como ingrediente único de ensaladas, a las cuales se les agrega directamente la vinagreta, que puede ser con sal y pimienta;  puede llevar el toque dulce de la miel;  o ser elaborada con base de chutney (de la fruta preferida del comensal).

Si no te gusta comer un tipo de lechuga único, pues podría aburrirte, puedes usar la rizada con  otras variedades y elabora un mix de  lechugas, agrégale la vinagreta que más te agrade y consume este plato como cena ligera.

Pero, si ya estas convencido de lo deliciosa que puede llegar a ser la lechuga rizada, al conocer sus propiedades, quedarás impactado con los beneficios que esta hortaliza ofrece a la salud.

Composición

Tiene alto contenido de agua. Por lo tanto mantiene nuestro organismo hidratado, evita el envejecimiento de la piel y es un excelente diurético, que evita la retención de líquidos y elimina toxinas mediante la orina.

Es rica en fibra. Esto la hace un elemento de gran ayuda a las personas con problemas de estreñimiento. La fibra contribuye al mejor funcionamiento del tracto digestivo. El alto contenido en fibra de la lechuga hace que sea un excelente complemento para limpiar el tracto digestivo, ya que al ser una sustancia que no se digiere, actúa elemento como elemento activador de los desechos corporales.

Aporte nutricional

Es baja en calorías. Así como las otras variedades de lechuga, la rizada, es muy baja en calorías, por lo tanto, se ha convertido en el aliado perfecto de quienes hacen algún régimen para adelgazar o quieren mantenerse en su peso, pues se conoce que este tipo de lechuga, aporta sólo diecisiete calorías por cada cien gramos, por lo tanto si estás a dieta, puedes llenar tu plato de lechuga rizada y comer grandes cantidades sin remordimiento alguno.

Contiene altos niveles de clorofila. El color verde de sus hojas, nos indica que consumir lechuga rizada, proporciona a nuestro cuerpo, una porción generosa de clorofila, que aporta antioxidantes, refuerza el sistema inmunológico, colabora con la buena la digestión y posee unas enzimas que ayudan a disminuir el mal aliento.

Beneficios nutricionales

Es fuente confiable de vitamina K. la vitamina K es imprescindible para el buen funcionamiento del sistema circulatorio, la adecuada coagulación de la sangre y el metabolismo de los huesos.

Es fuente de otras vitaminas. Contiene vitamina A, vitamina C, vitamina E y todas las B, las cuales -aunque en pequeñas proporciones- ingresan a nuestro organismo, beneficiando su funcionamiento y evitando situaciones desagradables relacionadas con la salud.

Suministra minerales. Con el potasio que ingresas a tu organismo mediante los alimentos, podrías evitar enfermedades coronarias, aumentar tu fuerza muscular y protegerte de los altos niveles de colesterol. Al comer lechuga rizada, proporcionas a tu cuerpo alrededor del diez por ciento, de la cantidad requerida de potasio diariamente.

Contiene hierro. El hierro es el principal productor de glóbulos rojos, por lo tanto, oxigena el organismo, de allí la importancia de consumir alimentos ricos en este mineral, como es el caso de la lechuga rizada.

 

Obviamente que todos los requerimientos de tu cuerpo no podrán ser proporcionados, sólo con la ingesta de lechuga rizada, sino que la misma debe venir acompañada, de frutas, legumbres, cereales, nueces y proteínas.

La combinación de todos estos elementos y su consumo de forma balanceada, contribuirán, sin duda aluna a una mejor calidad de vida.

Para lograr tu objetivo de llevar una vida llena de bienestar y salud, debes acompañar la dieta balanceada, con actividades al aire libre, a fin de evitar el sedentarismo y sus consecuencias.

Free Divi WordPress Theme, Find new Free Android Games at dlandroid24.com