Qué lechuga pueden comer los conejos

Hay muchos conceptos erróneos sobre lo que los conejos deben comer. En el medio silvestre consumen con éxito una amplia variedad de material vegetal, varios tipos de hierbas secas y frescas, comprenden la mayor parte de la dieta de conejo silvestre. Los conejos también comen la corteza en los árboles, ramitas tiernas y brotes, frutas, semillas y otros alimentos nutritivos en cantidades muy pequeñas. Esto es importante para determinar que dieta es saludable para los  conejos domésticos.

La dieta de los conejos

Los alimentos frescos son también una parte importante de la dieta de un conejo y proporcionan nutrientes adicionales, así como diferentes texturas y gustos. También proporcionan más humedad, lo cual es bueno para el riñón y la función de la vejiga. Una cantidad aproximada de una taza con verduras y frutas es ideal para su salud.

Las dietas no deben ser basadas en lechugas. Las variedades de color claro tienen altas concentraciones de agua y tienen muy poco valor nutricional, por lo que no se recomiendan. Las variedades más oscuras, más frondosas y fibrosas, como la lechuga romana, son más propicias a ser incluidas en una dieta balanceada. Siempre es bueno recordar introducir gradualmente cualquier alimento para evitar problemas digestivos.

La col rizada es extremadamente rica en vitamina A, así como la mayoría de las hojas de las lechugas. Las verduras de hoja verde oscuro y los pimientos rojos tienen más vitamina C por peso que los cítricos.

La lechuga en la dieta de los conejos

Como regla general, no se debe alimentar con lechuga a los conejos ya que contienen una sustancia llamada lactucarium. Esta provoca en el conejo diarrea. La lechuga Iceberg contiene láudano que puede ser dañino si se consume en grandes cantidades. Sin embargo, algunos expertos opinan que está bien alimentar en pequeñas cantidades al conejo con la lechuga romana, ya que contiene la menor cantidad de lactucarium de las variedades de lechuga común.

El lactucarium es una sustancia que tiene un efecto sedante sobre los conejos. La sustancia tiene propiedades analgésicas, además de inducir una ligera sensación de euforia cuando se come. tiene un efecto similar a los opiáceos, incluso en seres humanos, pero cuando los conejos lo consumen el efecto puede ser seriamente peligroso. Como consecuencia muchos dueños de conejos han experimentado que su mascota duerme la mayor parte del tiempo, por lo general no se dan cuenta de que la causa se debe al uso de lechuga en excesivas cantidades.

En lugar de ensalada, los conejos deben comer una dieta que consiste principalmente de heno. Incluso las zanahorias, comúnmente pensadas para ser la comida favorita de conejos gracias a personajes como Bugs Bunny, deben ser suministrados en porciones controladas. Los veterinarios han advertido a los dueños que no deben comer zanahorias más de una vez a la semana debido al riesgo de aumentar los niveles de azúcar.

Entre los alimentos que nunca deben ser comidos por los conejos son el aguacate, el coco, el ajo, los chiles, las patatas, las hojas del tomate y las cebollas. Entre los productos que sí se pueden comer son los pimientos, el berro, la col rizada, la col y las coles de Bruselas.

Por favor, ayúdanos a que esta información sobre las lechugas llegue a la mayor cantidad posible de personas. Sólo tienes que hacer click en estos botones que verás aquí abajo y compartirlo en alguna de tus redes sociales. Muchísimas gracias por tu ayuda.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *