Seleccionar página

Lechuga escarola

Exquisita recetas con lechuga escarola

Entre la variedad de verduras existentes actualmente, podemos encontrar la lechuga escarola, misma que no suele ser muy conocida, aunque muchos la consumen confundiéndola con otras variedades de este vegetal.

Este tipo de lechuga se caracteriza por su sabor picante y ligeramente amargo. Por ello, es usada en platillos donde se requiere contrastar con otros sabores. Además, suele crecer y mostrar su mejor estado en invierno, por lo que resulta un alimento ideal para dicha época del año.

Para distinguirla, hay que tener en cuenta que ésta lechuga es mucho más rizada y tiene un tronco más grueso que las demás, con hojas muy verdes y dentadas dispuestas en rosetas, que varían de tonalidad entre el verde intenso, pasando por el amarillo en su zona media y blancas donde se unen al tallo.

Resulta importante indicar que sus hojas externas son las más amargas. En cambio, las de la zona interior de la lechuga escarola patentan un sabor menos fuerte.

Valores nutritivos de esta lechuga

Nutricionistas y médicos están de acuerdo en su gran potencial alimenticio. Entre los nutrientes que podemos mencionas están las vitaminas B1, B2, C y A. Igualmente, minerales como el calcio, magnesio, hierro, zinc y una abundante dosis de potasio.

Un dato importante es que esta lechuga contiene un compuesto llamado intibina, el cual es responsable de su sabor amargo, así como de sus propiedades digestivas.

Finalmente, resulta que la lechuga escarola es excelente para quienes realizan dietas. Esto obedece a su alto contenido de agua y su bajo contenido calórico. De esa manera, se convierte en un alimento ligero y a la vez que mitiga la sensación de hambre.

Debido a todas sus virtudes; es muy usada en diversas recetas, de las cuales explicamos a continuación tres de ellas para que puedas aprovecharla en tus menús habituales:

Valores nutritivos de esta lechuga

Ensalada de escarola y espárragos

Para realizar esta exquisita preparación necesitarás contar con los siguientes ingredientes:

  • 1 lechuga escarola.
  • 1 zanahoria.
  • 12 espárragos.
  • 2 huevos.
  • Aceite de oliva.
  • Sal.
  • Vinagre.

Preparación

En primer lugar, deberás lavar la escarola y picarla en trozos de tamaño medio. Luego, se procede a rallar la zanahoria encima de la lechuga troceada.

Como paso siguiente se deben hervir los huevos y cuando estés listos, proceder a quitarles la cáscara para después rebanarlos en tiras delgadas.

Finalmente, las rodajas de huevo se disponen encima de los vegetales acompañadas de del aceite y el vinagre.

Como puedes notar, esta receta con lechuga escarola resulta muy sencilla de efectuar y no requiere ningún tipo de fritura. Por ello, te mostramos a continuación otra forma de preparar este vegetal, misma que implica una mayor elaboración.

Tortilla de escarola

Para realizar está suculenta y nutritiva receta, necesitarás contar con:

  • ½ lechuga.
  • Cebolla.
  • 4 claras de huevo.
  • Aceite de oliva.
  • Sal al gusto.

De esta manera, podemos obtener una excelente comida con escasos ingredientes.

Preparación

Para empezar, se coloca el aceite en una sartén se pone se freír la cebolla previamente picada en trozos finos.

Una vez que esté lista, picamos con el cuchillo la escarola y la agregamos junto a la cebolla en la sartén, logrando así que ambos vegetales pierdan parte de su sabor amargo.

Acto seguido, batimos las claras de huevo en un bol y cuando tengan una consistencia homogénea se les vierte encima la cebolla y el vegetal fritos.

Luego de dejar reposar un rato, solo resta colocar a freír a fuego lento las tortillas. Éstas deben quedar con una alta cantidad de lechuga escarola crujiente y un sabor vegetal muy marcado, pero a la vez delicioso.

Ensalada de escarola, fresas y pistachos

Como los dos platillos antes descrito son salados, procedemos ahora a mostrarte ahora una alternativa donde se combina la escarola con alimentos de sabor dulce. Los ingredientes necesarios para realizar este suculento y exótico plato serán:

  • 1 lechuga.
  • 30 gramos de pistachos.
  • Una docena de fresas.
  • Aceite de oliva.
  • Sal.
  • Vinagre.

El procedimiento a continuación es sencillo, pues se debe trocear la lechuga y las fresas para luego mezclarlas en un bol. Igualmente, hay que pelar los pistachos y agregarlos a los demás ingredientes.

Como punto final, se dispone de un chorrito de vinagre y aceite. De esta manera, se obtiene una ensalada que mezcla el sabor amargo de la lechuga escarola con el de otros alimentos con que dejan en el paladar un regusto mucho más dulce.

Otras alternativas para usar esta variedad de lechuga

Las tres opciones descritas muestran la capacidad de la escarola en ensaladas, comidas fritas y también bocados con un toque de dulzor. No obstante, este vegetal también puede usarse para hacer sopas o como acompañante de otras comidas como pescado o carnes blancas.

No dejes pasar la oportunidad de disfrutar de la lechuga escarola. No permitas que su sabor amargo te amilane, pues ella admite gran cantidad de combinaciones en la cocina

Se trata de un alimento consumido desde hace siglos por la humanidad, y fácil de preparar. Además, es sano y nutritivo. Sin duda, un ingrediente ideal para cualquier banquete o comida cotidiana, así que cómprala ya en el supermercado y empieza a prepararla.

Free Divi WordPress Theme, Find new Free Android Games at dlandroid24.com