Seleccionar página

Lechuga Crespa

La lechuga crespa, es una variedad de este vegetal, que se caracteriza por ser de estructura abierta, de grandes hojas.

Este tipo de lechuga, también se reconoce por ser un cogollo conformado por hojas de buen rizado y repartidas de manera uniforme, sin llegar a ser muy compacto.

Por otra parte, el color de sus hojas es variante y sus tonalidades van desde un verde suave y delicado, hasta un verde un poco más intenso, con lo cual, se puede inferir a simple vista, la probable cantidad de clorofila que posee cada ejemplar.

Hablamos de una variedad de lechuga, que sin ser muy popular, es conocida por su sabor penetrante y por dejar una sensación “amantequillada” en el paladar, incluso rato después de ingerirla.

Por esta razón, es muy apreciada, puesto que al combinar las hojas de lechuga crespa, tomate, queso, jamón o salchichón, entre dos panes, se obtiene un emparedado lleno de delicioso sabor.

   

 

Llama la atención, que muchas amas de casa, cuando se les pregunta acerca de las razones que las llevan a preferir la lechuga crespa, responden sin dudar, que la textura crujiente es el factor primordial para escoger esta variedad.

Además, chefs de todo el mundo, especializados en ensaladas y platos para consumir en el verano, señalan que el sabor, parecido al de la menta y la yerbabuena, que tanta frescura aporta a los diferentes platos, es el punto primordial de su preferencia.

Ha allí la razón por la cual, le cultivo de lechuga crespa ha venido creciendo, pues se hace necesario cubrir la fuerte demanda de la que es objeto, debido a la incesante búsqueda de nuevos sabores y combinaciones en la cocina actual.

Además, obtener este producto de la madre tierra, es una tarea nada complicada, pues se trata de un vegetal  propio de las regiones semitempladas, que últimamente se ha venido cultivando en invernaderos, por lo que se consigue en los anaqueles de los supermercados, durante todas las estaciones del año.

Propiedades  y beneficios de la lechuga crespa

  • Sirve como somnífero. Contiene, en mayor medida que otras variedades de lechuga, una sustancia de nombre lactucina, que produce efectos sedantes y tranquilizantes y que ayuda a combatir el insomnio, reducir la taquicardia y calma los nervios.
  • Funciona como analgésico. Reduce sustancialmente los dolores en el vientre, generados por la menstruación.
  • Reduce problemas estomacales. Tomando con regularidad, infusiones de lechuga crespa, puedes conseguir un mejor funcionamiento del sistema digestivo y la consecuente limpieza del tracto intestinal.
  • Es un laxante suave. Su alto contenido de fibra, ayuda a mantener a raya el estreñimiento.
  • Es emoliente. Su consumo regular, garantiza órganos internos sanos, sin inflamaciones, empachos, ni dolores.
  • Es adelgazante. Al tratarse de un vegetal muy bajo en calorías y altamente hidratante, será muy fácil mantener el hambre lejos, pues al consumir grandes cantidades, estarás satisfecho por más tiempo y evitarás comidas que engordan, por lo tanto bajarás de peso.
  • Es diurética. La lechuga crespa, contiene grandes cantidades de agua, por lo tanto favorecerá tu aparato urinario y riñones.
  • Es rica en betacarotenos. Al ser consumidos por el ser humano, al ingresar en el organismo, esta sustancia se convierte en vitamina A, un nutriente esencial para el buen funcionamiento del sentido de la visión, del sistema inmunológico, la piel y las mucosas. Es además vital para el desarrollo del embarazo.
  • Contiene vitamina E y C. Lo que convierte a la lechuga crespa en un potente antioxidante, que ayuda a prevenir los efectos de la edad.

Todo esto puedes tomarlo en cuenta, si eres de aquellas personas que buscan un mejoramiento sustancial de su calidad de vida, sin embargo, existe un elemento de vital importancia, en la incansable búsqueda del hombre por su bienestar: el ejercicio.

Si eres una persona  que desea llevar un estilo de vida saludable, estar lleno de energía y evitar visitar al médico de modo regular, sólo debes consumir alimentos saludables, incluye  lechuga crespa y  de otrass variedades en tu dieta diaria, evita el  sedentarismo, el exceso de carbohidratos, azúcares y grasas,  con estos pequeños trucos, veras como se eleva tu calidad de vida.    A continuación una receta básica con lechuga crespa.

Ensalada de lechuga crespa y salmón

La preparación de esta ensalada, es sumamente sencilla y rápida, puedes usar tantos ingredientes como aquí te recomendamos, sustituirlos, quitarles o agregar otros que te agraden. En fin, la idea es ofrecerte una pequeña guía para que aproveches el exquisito sabor y la maravillosa textura de esta variedad de lechuga.

Ingredientes: una lechuga crespa mediana; 200 gramos de salmón ahumado, 10 gramos de queso Manchego, una lata de aceitunas negras y una manzana verde.

Vinagreta: media taza de vinagre de manzana, media taza aceite de oliva, dos cucharadas de miel, una cucharada de mostaza dijon, sal y pimienta.

Preparación: En una fuente honda, colocar las hojas de lechuga crespa, cortadas de modo irregular, si es posible con las manos. Cortar en rodajas las aceitunas negras. Cortar en dados el salmón, el queso y la manzana verde pelada; poner todo junto a la lechuga en la fuente.

Preparar la vinagreta colocando todos los ingredientes en la licuadora y emulsionar. Bañar la ensalada y comer inmediatamente. Si vas a guardar la ensalada en el refrigerador, espera hasta antes de servir para rociarla con la vinagreta, que puedes preparar con antelación.

Free Divi WordPress Theme, Find new Free Android Games at dlandroid24.com