La lechuga criolla es una de esas plantas que se dan en regiones en donde hay un clima semi templado. Puede conseguirse y cultivarse en las diferentes estaciones del año si se cumplen las exigencias de cada tipo de clima y se toman medidas con tiempo.

Nombre científico

Lactuca Sativa.

Características

  • Su raíz no sobrepasa los 25 cm de profundidad pero tiene ramificaciones cortas.
  • Las hojas de la lechuga criolla tienen forma de roseta y se despliegan al principio, sus bordes son variados, hay algunas que se ondulan, alisan o tienen un aspecto aserrado.
  • Poseen un tallo cilíndrico que posee ramificaciones.

Propiedades y beneficios

Entre los beneficios de esta lechuga podemos encontrar una buena fuente de provitamina A, Vitamina B1, B2, B6, C y E, también encuentras otros nutrientes como el hierro y potasio que son importantes para tu salud.

  • Es un buen antioxidante natural que puedes mezclar en batidos con limón, tu piel estará suave y sedosa.
  • Es un buen estimulante de las funciones intestinales.
  • Su contribución como depurativo para la sangre y diurética puede hacer que regules tu organismo.
  • La lechuga está compuesta de agua en su mayoría y tiene pocas calorías, la hace ideal para hacer dietas.

Calorías

Obtienes 16 calorías por cada 100 gramos.

Cultivo

La siembra de lechuga criolla es una de las más comunes debido a que muchos fanáticos de las ensaladas se sienten enamorados de la forma y la textura crujiente de esta variedad, es importante que tomes estos consejos en cuenta a la hora de plantar esta planta tan amada por los amantes de la cocina fresca y los vegetales.

Para iniciar debes saber que existen dos formas de sembrar lechugas, la primera es por medio de un semillero y la segunda es realizarlo directamente en tu huerto, pero no te preocupes si no sabes cual es la mejor idea. Puedes iniciar con el semillero, de esta manera sabrás exactamente las fases que está atravesando la plántula.

Una vez inicies con el proceso de trasplante debes crear un huerto con hileras separadas por 30 cm y un espacio igual para las plantas entre sí.

Otra recomendación importante es que tengas en cuenta que las semillas necesitan luz del sol para germinar de forma saludable, claro, no necesitas luz durante todo el día, un pequeño espacio con sombra cada cierto tiempo será suficiente.

No es bueno, cubrir la semilla con tierra porque esta no podrá desarrollarse correctamente, lo mejor es que la presiones contra la tierra de forma que pueda conectarse con esta pero no asfixiarse (lo sé, las semillas de lechuga son exigentes pero el resultado es plano y satisfactorio).

Cuida de tener semillas relativamente saludables y que nos e consideren muy viejas porque sino no lograrán germinar.

Otro de los consejos más importantes a tomar en cuenta cuando te encuentras en medio del cultivo de lechugas es que necesitas un buen riego, lo recomendado es realizar dos riegos con abundante agua dos veces por semana, los días siguientes a los riegos puedes dejar la tierra pero luego debes “humedecer” a diario las hojas y tierra para que mantenga hidratadas y se desarrollen fácilmente.

Los suelos pesados no pueden mojarse demasiado, estos pueden generar enfermedades letales para la planta que no deseas.

Por favor, ayúdanos a que esta información sobre las lechugas llegue a la mayor cantidad posible de personas. Sólo tienes que hacer click en estos botones que verás aquí abajo y compartirlo en alguna de tus redes sociales. Muchísimas gracias por tu ayuda.