Cómo cortar la lechuga iceberg para ensalada

La lechuga Iceberg es agradable a la vista y crujiente, perfecta para una ensalada o hamburguesa. Para cortar la lechuga iceberg como un profesional hay que seguir varios pasos sencillos. Al momento de elegir al lechuga hay que estar atento al aspecto y textura. Elija una cabeza de lechuga sólida y pesada, con tan pocos defectos como sea posible.

Como elegir la lechuga y limpieza

En algunos casos viene envuelta en plástico protegido de la suciedad durante el transporte. En general la lechuga iceberg no contiene mucha suciedad, pero cultiva directamente en el suelo y puede contener algo de suciedad restante, por lo cual es necesario lavar antes de que se consuma.

La lechuga iceberg se caracteriza por tener hojas crocantes. Se debe secar muy bien la lechuga porque el exceso de humedad hace que las hojas pierdan su consistencia firme. No manipule mucho las hojas, deje que gotee un poco antes de colocarlo en la tabla de picar. Si aún está húmeda utilice un spinner o centrifugadora para ensalada La lechuga se introduce en el aparato y este empieza a girar de manera que retira todo los rastros de líquido.

Se recomienda pelar manualmente retirando las hojas externas y deséchelas. Si lo hace con cuchillo usted sólo magullará las hojas de lechuga en el proceso. Debido al proceso de cosecha, manufactura y transporte esta capa externa suele estar dañada y al tener contacto con la humedad natural del medio ambiente puede inclusive presentar varias hojas marchitas.

Como se debe de picar la lechuga

Coloque la lechuga en una tabla de cortar limpia y seca, tener sus 2 cuchillos listos para cortar. Para este tipo de alimento se adaptan más aquellos cuchillos de hoja larga y dentada,  un cuchillo de pan. Pique la cabeza en 2 mitades casi iguales, aprovechar y picar cualquier aérea manchada y descartar. Dependiendo de la habilidad que se tenga, para algunas personas puede resultar más fácil utilizar otro cuchillo más corto para retirar el núcleo central de la lechuga.

Ya teniendo dos mitades es más fácil picar en partes pequeñas. Voltea la primera mitad a cortar sobre el lado plano y tomarlo con firmeza. Utilizando el cuchillo largo dentado corte esta porción longitudinalmente. A continuación, picar en forma transversal en tamaño o grosor que se desee. Continúe cortando el resto de la media cabeza.

Empilar las rebanadas de lechuga o juntarlas, éstas se pueden cortar en rodajas para lograr piezas de tamaño más pequeño. Para obtener rebanadas relativamente finas procure que el cuchillo esté lo más afilado posible. Siempre la mano que sostiene lo que se está cortando debe estar en posición casi cerrada para evitar cortar las puntas de los dedos. Se puede utilizar cuchillos de plástico o cerámica para evitar que las hojas se tornen de color oscuro debido al proceso de oxidación.

Siguiendo estos sencillos pasos ahora tiene piezas perfectamente cortadas de lechuga iceberg. Puede continuar cortando la otra mitad restante de lechuga o puede almacenarla en una bolsa de plástico, preferiblemente una bolsa espacial para verduras, en el refrigerador.

Por favor, ayúdanos a que esta información sobre las lechugas llegue a la mayor cantidad posible de personas. Sólo tienes que hacer click en estos botones que verás aquí abajo y compartirlo en alguna de tus redes sociales. Muchísimas gracias por tu ayuda.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *