Buñuelos de lechuga fritos

Buñuelos de lechuga fritos

Los buñuelos de lechuga fritos se han convertido en una receta muy popular. Esto se debe al exquisito sabor que tienen, además de convertirse en una entrada ligera y práctica para nuestras comidas.

Por otro lado, los beneficios que le aporta la lechuga al estado de salud de las personas, han sido comprobados; esto es algo que los mantiene interesados en esta increíble receta.

Ingredientes

Para preparar estos deliciosos y modernos buñuelos de lechuga fritos, te indicaré que productos necesitarás para realizarla. Un tips importante de este plato, es que podrás pecar sin remordimiento, ya que te mantendrás en la línea, gracias a las propiedades nutritivas de la lechuga, así que manos a la obra:

  • 1 lechuga grande.
  • 2 huevos.
  • 100 ml de leche líquida.
  • 2 tazas de harina blanca.
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio.
  • 1/2 cucharadita de polvo de hornear.
  • Dos dientes de ajo.
  • 1 cebolla pequeña.
  • 2 cucharadas de aceite de oliva.
  • Queso mozzarella en pedazo.

Como hacer buñuelos de lechuga fritos

Sigue leyendo y descubre en sencillos pasos, cómo hacer buñuelos de lechuga fritos y logra sorprender a todos tus invitados, con un platillo único y delicioso.

En un bol limpio y seco bate los huevos enteros (clara y yema) con una pizca de sal y la leche. Busca otro envase para mezclar la harina blanca, el polvo de hornear y el bicarbonato de sodio. Es necesario tamizar la harina.

Una vez unificados los ingredientes secos, agrégalos al bol que contiene los ingredientes líquidos y mezcla hasta obtener una textura homogénea.

Pica la cebolla y los dientes de ajo en cubos pequeños. Lleva a ambos ingredientes al fogón, en un sartén con el aceite de oliva y retíralos del fuego cuando la cebolla se haya cristalizado.

Lava la lechuga y córtala en cubos de mediano tamaño. Dependiendo de tus gustos, también puedes optar por picarla en tiras finas, pero no tan largas. Toma el pedazo de queso mozzarella y córtalo en cubos. Una vez cortados agrégalos a la mezcla.

Ahora añade la cebolla, el ajo y la lechuga al bol y comienza a mezclar, hasta que veas que todos los ingredientes se han incorporado a la perfección. En un sartén vierte aceite y déjalo calentar. Una vez esté caliente el aceite toma una porción de la mezcla de buñuelos con una cucharada sopera y viértelo en el sartén.

A continuación verás cómo se forma una bola y deberás dejar que la misma se dore completamente. Se aconseja freír a fuego lento, ya que ello permite que la cocción del buñuelo sea óptima y no queden partes crudas. Cuando el buñuelo esté dorado, retíralo del fuego y colócalo sobre papel absorbente.

Al momento de servirlos, puedes acompañarlos con mayonesa, queso crema o una exquisita salsa tártara, cremas que te ayudarán a resaltar el sabor de tu platoo.

Preparar estos buñuelos de lechuga fritos es muy sencillo, pero es aún más sencillo comerlos y disfrutar del exquisito placer de esta receta.

Por favor, ayúdanos a que esta información sobre las lechugas llegue a la mayor cantidad posible de personas. Sólo tienes que hacer click en estos botones que verás aquí abajo y compartirlo en alguna de tus redes sociales. Muchísimas gracias por tu ayuda.