Achicoria roja o Radiccio

Beneficios del Achicoria roja o Radiccio

El Achicoria roja o Radiccio es una excelente opción para tus platos por sus ricos componentes nutricionales. Es una hortaliza con elementos antioxidantes gracias a su contenido de antocianinas, cuyos efectos antienvejecimiento beneficiarán tu organismo.

Puedes consumir el radicchio crudo, el cual tiene un fuerte sabor amargo y picante. También tienes la opción de guisarlo para suavizar dichos sabores.

Es perfecta para las personas que quieren hacer alguna dieta ya que está compuesta por elementos nutricionales ricos en minerales, vitaminas y fibra dietética. Además, no posee colesterol ni grasas.

Descripción del Achicoria roja o Radicchio

Esta hortaliza forma parte de la familia compuestas, en la que también pertenece la lechuga. Tiene un color vino rojo o granate púrpura y sus nervios son blancos. Sin embargo, existen algunas variedades que son de color verde. Sus hojas son brillantes y firmes. Está generalmente compuesta por agua.

La Achicoria roja o Radiccio es rica en vitamina K, B, A, C y E y posee componentes perfectos para tu organismo como potasio, fósforo, cobre, calcio y manganeso.

Ventajas de consumir achicoria roja

Como te mencionamos anteriormente, esta hortaliza tiene una gran fuente de elementos nutricionales que beneficiarán enormemente la salud de tu cuerpo. En primer lugar, la achicoria roja previene una serie de enfermedades incluso terminales como el cáncer de colon.

Esta hortaliza también contiene fitoquímicos, los cuales son sustancias que están en muchos vegetales que son altamente beneficiosos para el organismo del ser humano.

La Achicoria roja o Radiccio también es perfecta para la prevención de la inflamación del intestino y de osteoporosis y reduce el riesgo de diabetes y enfermedades cardíacas.

No solo previene cualquier enfermedad o inflamación intestinal, esta hortaliza también ayuda a que tengas una mejor digestión.

Cultivo de Achicoria roja o Radiccio 

Recomendamos cultivar esta hortaliza en los primeros cuatro meses, desde enero hasta abril. Este primer período del año es perfecto porque es temporada alta de cultivo de achicoria roja. Sin embargo, esto no significa que no puedas cultivarla en otras épocas. El otoño también es una buena opción.

Debe plantar cada una de las achicoria rojas a una distancia de ocho a diez pulgadas. Verifique que el suelo esté húmedo ya que las raíces de estas hortalizas son muy cortas, parecidas a las de la lechuga.

Recomendamos echar materia orgánica antes de empezar a sembrar cada Achicoria roja o Radiccio. Nuestra recomendación surge por una serie de beneficios que trae las células que forman parte de la materia orgánica que tienen componentes necesarios para el perfecto desarrollo del cultivo.

Estos componentes esenciales son: magnesio, calcio, azufre, fósforo y micronutrientes. Además, la materia orgánica colaborará con el suelo para mantenerlo húmedo.

Después de sembrar estas hortalizas, viene la parte del riego. Debe suministrarle agua al suelo del cultivo para que el crecimiento de cada Achicoria roja o Radiccio sea adecuado. Si la hortaliza no se cultiva como se debería, crecerá de una manera extraña y desigual y tendrá un fuerte sabor amargo.

Por ende, debe regar la siembra con profundidad (recuerda lo de mantener el suelo húmedo). También puedes hacer uso de fertilizantes para ayudar con el crecimiento de estas hortalizas.

Cuando ya están listas, llegó la hora de la cosecha, es decir, de recoger cada Achicoria roja o Radiccio que esté madura. Es normal que el tamaño de estas hortalizas varíe. Para desprenderlas del suelo, corte justo arriba de la tierra.

Consejos para incluir Achicoria roja o Radiccio en tu comida 

Si quieres incluir esta hortaliza en tu alimentación cotidiana, te recomendamos echarle a sus hojas un toque de sal y un poco de aceite de oliva. Posteriormente, mézclelas con lechugas verdes. Con esta sencilla y rápida preparación, tendrás una ensalada exquisitamente saludable.

La verdad es que es una hortaliza que fácilmente puede incluirse en cualquier plato. Nunca está de más unas hojas de achicoria roja que acompañen el plato principal. Pastas, tortillas y arroces mejorarán sus sabores con la inclusión de esta roja o purpúrea hortaliza. Los mariscos también saben divinos con la achicoria roja.

Para las ensaladas, tienes muchas opciones para incrementar el divino sabor del radicchio. No solo puedes utilizar aceite de oliva, el cual es la combinación perfecta. También puedes hacer uso de limones, quesos, mantequilla o salami. Es perfecta para eventos de celebraciones y los correspondientes aperitivos. Puedes utilizar hojas individuales de achicoria roja como platos de pedazos de quesos, panes o aceitunas.

Ahora podrás cultivar y cosechar tu propia Achicoria roja o Radiccio para después consumirla y beneficiarte de todos los componentes nutricionales que contiene.

Es una excelente opción para aumentar la calidad y el sabor de los platos que prepares para ti, para tus familiares, para tu pareja o para tus amigos. Los profesionales recomiendan enormemente la inclusión de esta saludable y exquisita hortaliza.

Por favor, ayúdanos a que esta información sobre las lechugas llegue a la mayor cantidad posible de personas. Sólo tienes que hacer click en estos botones que verás aquí abajo y compartirlo en alguna de tus redes sociales. Muchísimas gracias por tu ayuda.