¿Alguna vez has comido lechuga? Seguro que sí, sobre todo en ensaladas deliciosas como relleno. No hay muchas personas que no coman lechuga, pues el sabor de esta es muy fresco y definitivamente su sabor es original.

Origen

Es posible que te preguntes cual es el origen de la lechuga o, al menos, desde cuando es la favorita de las personas para hacer ensaladas y dietas ¿Por qué tiene una reputación especial en el mundo de las hortalizas?

Pues te comentamos,  la lechuga posee una historia más antigua de lo que crees, puesto que su uso medicinal la precede, el propio Carlomagno exigió que la lechuga fuera uno de los cultivos que formaron parte en sus campos. Por supuesto, en ese momento no era precisamente la Lactuca Sativa (lechuga) sino predecesoras, como la Lactura Serriola y Lactuca Virosa.

Características

Para dar inicio a los detalles más importantes sobre esta hortaliza, hay que destacar que puede comerse o cultivarse durante todo el año; es una buena fuente de vitaminas y tiene pocas Kcal.

La estructura de la que se forma la lechuga, tiene una concentración de 92% de agua y tiene diferentes beneficios, como disminuir la acidez, calma las alteraciones nerviosas e incluso puede contribuir a la eliminación del insomnio.

Si antes amabas la lechuga en tus ensaladas y entraste a este sitio buscando algo de ayuda para conocer más detalles sobre sus beneficios, es posible que ahora sea uno de esos ingredientes que nunca faltan en tus ensaladas.

Propiedades nutritivas de la lechuga

Es normal que quieras conocer algunos detalles acerca de las propiedades que tiene la lechuga, es por eso que te dejamos algunos datos importantes sobre cuáles son esas propiedades que la hacen una excelente hortaliza, otra de las mil razones por las que es la reina de las ensaladas y la favorita de todos cuando se trata de dietas.

Pocas calorías

La lechuga tiene una ventaja muy importante que por supuesto la has escuchado; es la razón por la cual los doctores nutricionistas, endocrinos y naturistas la recomiendan para las dietas.

Esta tiene una baja cantidad de calorías, como la mayoría de las verduras que tienen hojas verdes por supuesto. Su gran contenido de agua tiene una concentración de carbohidratos prácticamente inexistente. Si quieres hacer un cálculo numérico, 100 gramos de lechuga contienen 15 calorías.

¡El consumo de lechuga es prácticamente ilimitado cuando se trata de dietas!

Cantidad óptima de vitaminas

Cuando hablamos de la proporción de vitaminas que llegan a tu cuerpo a través de la lechuga, podemos decirte que su aporte se debe a los folatos, estos son muy importantes para la producción de glóbulos rojos y blancos, pues contienen provitamina A con vitamina C y E.

Buen aporte de nutrientes

Las proporciones de potasio, magnesio y hierro son realmente buenas cuando se trata de la lechuga, sin contar con otros minerales presentes en bajas proporciones. Por supuesto, en este caso las proporciones varían según el tipo de lechuga de la que hablemos, por ejemplo: La lechuga romana que se cultiva al aire libre puede tener una buena concentración de nutrientes.

Composición nutricional de las hojas de lechuga por 100g

 

Echa un vistazo a esta información sobre la composición nutricional por cada 100 g de lechuga, quedarás impresionado con todos los nutrientes que contiene esta atractiva hortaliza.

  • Energía: 14 kcal 55 kJ
  • Carbohidratos: 2.23 gr
  • Azúcares: 0.94
  • Fibra alimentaria: 1.1 gr
  • Grasas: 0.22 gr
  • Proteínas: 1.35 gr
  • Agua: 95.63 gr
  • Retinol (Vitamina A): 166 μg (18%)
  • β-caroteno: 1987 μg (18%)
  • Tiamina (Vitamina B1): 0.057 mg (4%)
  • Riboflavina (Vitamina B2): 0.062 mg (4%)
  • Ácido pantoténico (Vitamina B5): 0.15 mg (3%)
  • Vitamina B6: 0.082 mg (6%)
  • Vitamina C: 3.7 mg (6%)
  • Vitamina E: 0.18 mg (1%)
  • Vitamina K: 102.3 μg (97%)
  • Calcio: 35 mg (4%)
  • Hierro: 1.24 mg (10%)
  • Magnesio: 13 mg (4%)
  • Manganeso: 0.179 mg (9%)
  • Fósforo : 33 mg (5%)
  • Potasio: 238 mg (5%)
  • Sodio: 5 mg (0%)
  • Zinc: 0.2 mg (2%)

Este % es la cantidad recomendada para adultos por día.

Beneficios de comer lechuga

Ahora que ya conoces cuál es el valor nutricional de la lechuga, debemos adentrarnos en el cuerpo y describir cuales son los beneficios “comprobados” que puede ofrecerte esta famosa hortaliza.

No te preocupes si antes no habías notado todos estos aspectos positivos en algo tan simple como la lechuga, usualmente las hortalizas tienen beneficios que no imaginas y deberías comenzar a revisar, de esta manera podrás llevar a cabo una dieta diaria excelente, que cubra todos tus requerimientos diarios.


Estos son algunos de los beneficios de la lechuga que harán tu vida mucho más feliz, sencilla y agradable:

  1. Disminuye el dolor muscular natural o causado por alguna lesión externa.
  2. Puede aliviar el cansancio, la anemia y la fatiga debido a sus altas propiedades de hierro.
  3. Sus propiedades antioxidantes son una buena noticia para las mujeres que desean combatir desde temprano el envejecimiento de la piel, manteniendo un pH sano y un organismo regulado.
  4. Disminuye el colesterol alto, ayuda a combatirlo cuando se consume con otros alimentos potentes que también tienen esta tarea.
  5. Puede fortalecer las vías respiratorias cuando atraviesas por síntomas de resfriado o gripe.
  6. Se ha comprobado que es una hortaliza importante en el tratamiento del insomnio, la ansiedad y aquellos síntomas tediosos que te impiden tener una buena rutina de sueño.
  7. Puede regular los niveles de azúcar en la sangre, es recomendada para las comidas de los diabéticos.
  8. Como algunas hortalizas, la lechuga tiene excelentes propiedades diuréticas que te recomiendan para evitar la retención de líquidos.
  9. Es excelente para la prevención de la arteriosclerosis por medio del funcionamiento óptimo de la circulación.
  10. Puede regular el tránsito intestinal, evitando gases y reducir considerablemente la inflamación abdominal.
  11. Puedes comerlo crudo, este es un gran beneficio a la hora de comerlo porque ahorras tiempo y mantienes todas las propiedades con un sabor agradable y fresco.
  12. Esta contiene una cantidad abundante de hierro que es muy importante para combatir la fatiga y la anemia.

Si quieres saber sobre sus propiedades debes saber que para aumentar sus efectos somníferos puedes mezclarlo con manzana y notarás como regulas el sueño, sus efectos tranquilizantes son increíbles y necesarios para algunas personas.

 

Tipos de lechuga

Como ya sabrás, la lechuga tiene algunas clases que hace que podamos diferenciar algunas familias de otras. La verdad es que la lechuga tiene muchas variedades.

Consejos para consumo y conservación

Por supuesto que si has comido o utilizado lechugas alguna vez, habrás notado que tienen un período de vida limitada si no realizas los cuidados necesarios.

Aunque muchos dicen que deben considerarse ciertos aspectos para mantener la lechuga por algunos días, no sabes realmente cuáles son los pasos a seguir o simplemente, necesitas saber y confiar en que funcionará.

Aquí te ofrecemos información detallada para que mantengas la lechuga en tus ensaladas por más tiempo, te ahorrarás un viaje al mal y además te sentirás feliz de comer ensalada cuando quieras. Sin que la lechuga se escape de tus ojos y cuando la recuerdes, es muy tarde porque se ha marchitado.

Echa un vistazo a estos increíbles tips, consejos y recordatorios que te serán realmente útiles de ahora en adelante, será realmente única esta oportunidad y además podrás hacer grandes cosas de forma rápida y agradable.

  • Para comenzar debes asegurarte de comprar un ramo de lechugas que esté fresco. La mayoría debe estar sana y sin marchitar. Además debes saber que las variedades de lechugas que tienen las hojas gruesas (como la lechuga romana) tiende a durar más, mientras que las lechugas con hojas delgadas y más delicadas (como la lechuga francesa) tiende a tener un proceso más rápido a la hora de marchitarse.
  • Una vez con las lechugas en casa, necesitas lavarlas con agua, cada una de las hojas, colócalas bajo el grifo rápidamente y de esta forma se lavarán fácilmente, deshaciéndose de cualquier insecto o bicho que haya traído aún. Puedes desinfectar las hojas(proceso muy importante) con un desinfectante natural como el vinagre. Este es muy importante porque puede remover cualquier parásito situado en las hojas, algunas personas utilizan cloro pero su uso no es muy recomendado y podría ser dañino para tu salud. El vinagre, por su parte, tiene increíbles propiedades para este tipo de limpieza. Utiliza una tapita de la botella del vinagre por cada litro de agua.
  • En este aspecto debes cuidar de que las lechugas hayan quedado muy bien lavadas y colocarlas en sobre una toalla para que estén listas para utilizar. Si las hojas están bien secas puedes guardar en el refrigerador porque se mantendrán realmente secas y en perfecto estado crocante.

  • Puedes guardar las hojas que quieras para otro día de una deliciosa ensalada de lechuga. Para guardarlas por varios días te recomendamos que envuelvas las hojas en paños húmedos dentro de una bolsa de almacenar comida. De esta manera, podrás tener por más tiempo la lechuga dentro del refrigerador. También, debes asegurarte de que estas no queden atrapadas debajo de algunos alimentos, porque no podrán mantenerse eficientemente.
  • Un punto importante que debes tomar en cuenta es que es mejor que las almacenes alejadas de las manzanas, plátanos o peras, estas emiten gas etileno para su maduración y este, a su vez, hace que la lechuga se marchite más rápido. Si tienes lechuga pero algunas hojas se ven marchitas, puedes sumergirlas en agua fría para que recuperen su color y vitalidad; el agua debe ser fría-helada con hielo y deja unos cuantos minutos.
  • Un consejo útil que tampoco debes olvidar es que, para mantener mejor su estado, la lechuga no debe cortarse mucho antes de la comida, sino en un tiempo relativamente cercano, debido a que cuando esta se corta tiende a perder su sabor y la vitamina C.

 Es importante tener en cuenta que a pesar de todos los intentos, la lechuga tiene un contenido de agua de 94,9% y en este punto algunos métodos no son exitosos.

Asegúrate de comprar lechugas de hojas gruesas si quieres que, junto con estos métodos de conservación para lechugas, pueda permanecer durante más tiempo en tu refrigerador sin marchitarse. El valor nutricional que posee la lechuga, está en su máximo punto cuando esta se encuentra fresca y crujiente, no cuando esta esta marchita.

Cultivo de la lechuga

Seguramente te quedado con las ganas de tener siempre a la mano la lechuga para tus ensaladas. Si deseas ahorrar algo de dinero o bien, quieres hacer en tu huerto, un poco de espacio para algún tipo de lechuga, no te preocupes que te daremos todos los detalles para que cultives de forma segura y que puedas obtener resultados en el menor tiempo posible.

 Para comenzar, debes saber que la lechuga y su siembra es particularmente sencilla, pueden crecer en casa sin ningún tipo de problema. Esta planta puede adaptarse al clima, el espacio y ambiente que tengas disponible, pero si puedes elegir, trata de que este a medio sol o completo y el suelo tenga bastantes nutrientes, de esta forma, se desarrollará mucho más rápido.

Debes saber que las semillas de lechuga miden alrededor de 0,5 mm y que tienen un color marrón entre claro y oscuro. Debes saber que para cualquier lechuga que debes cultivar, existen dos formas de plantar, una es por medio de siembra directa o por medio de trasplante.

Forma directa de sembrar lechuga:

Utilizarás camas de cultivo son cajas de madera con profundidad de 30 cm y el suelo debe tener buena materia orgánica con un buen drenaje.

Asegúrate de que el suelo quede nivelado, trabajarás aquí durante un tiempo y es mejor que te sientas cómodo, además debes trazar surcos de 1 o 2 centímetros de profundidad a lo largo de la caja y deja una separación de 8 y 10 centímetros, es aquí en donde vas a dejar caer las semillas de lechuga, estas deben tener una separación de 1 o 2 centímetros, luego cubre los surcos y riega el contenedor al terminar.

Forma de trasplante para sembrar lechuga:

En este modo de sembrar lechuga, debes tener un semillero, asegúrate de que la mezcla que poseas tenga una buena cantidad de materia orgánica. Puedes hacer orificios de 0,5 o 1 centímetros de profundidad y coloca las semillas, más tarde, cubre las semillas y riega constantemente. Pasados 4 o 6 días, podrás ver las plántulas de lechuga brotando y estas estarán listas para realizar el trasplante al suelo cuando el segundo par de de hojas broten.

¿Como realizar el trasplante de plántulas?

Debes saber que el espacio debe estar preparado de igual forma como cuando vas a sembrar, debes dejar al menos un espacio de 15-25 centímetros entre cada planta. Si es una variedad pequeña puedes tomar la menor medida y ahorrar un poco de espacio para otros cultivos.

No dañes las raíces cuando estás sacando las plántulas del semillero, si puedes, retira toda la zona y llévalas al suelo contigo. Otro punto importante es que el suelo debe tocar pero no aplastar las raíces, además debes asegúrate de que este cubra hasta las primeras hojas de lechuga para poder dar el trabajo por terminado.

Uno de los puntos más importantes a la hora de tener cualquier cultivo es poner todo el corazón en el proyecto, no dejar de lado los cuidados ni un solo día y siempre estar atentos a cualquier cambio que se presente con la planta.

Si hay un inconveniente con babosas, insectos o gusanos y lo notas con tiempo, te darás cuenta de que puedes resolverlo rápidamente para que no se arruine tu cosecha. Todas las clases de lechuga deben cuidarse de la misma manera.

Otros alimentos que deberías conocer

Algunos frutos secos como las nueces pueden ser combinados con la lechuga para formar una rica ensalada, algo diferente a lo que estamos acostumbrados. Existen frutas tales como Goji Berry o Bayas de Goji que son muy desconocidas por la gente. El amaranto o la maracuyá también es un gran desconocido por el momento. Y el kaki empieza a pegar fuerte en grandes plantaciones de Valencia.

 

Fuentes

http://hilgardia.ucanr.edu/Abstract/?a=hilg.v03n11p275

https://link.springer.com/article/10.1007/BF00277250

https://www.nature.com/articles/ismej200782

 

Por favor, ayúdanos a que esta información sobre las lechugas llegue a la mayor cantidad posible de personas. Sólo tienes que hacer click en estos botones que verás aquí abajo y compartirlo en alguna de tus redes sociales. Muchísimas gracias por tu ayuda.